005
Vésica Piscis

La conciencia
habita dentro de una esfera
un entorno finito e ilimitado.

Decide moverse
y viajar a los confines
de su propio mundo
a los confines
de su esfera existencial.

Allí,
en su propio límite,
dibuja otra esfera de existencia
exactamente igual a la anterior.

Y así comienza
el espacio-tiempo
surgiendo luz
de ese parto.

Ese espacio
que comparten
las dos esferas existenciales
forman la Vésica Piscis.

 

La Vésica Piscis cuenta muchas historias pero quizás la más importante sea la que explica el primer movimiento de la conciencia, iniciándose el espacio-tiempo y creación de la luz.

Todas lo asociado a la luz como un ojo o las hojas de los árboles tienen esta forma, el movimiento primigenio de la creación, momento en que un óvulo fecundado y convertido en célula decide duplicarse mediante la mitosis celular.

 

© 2021 El viaje de la conciencia