SOBRE MI

Puedo mirarme en cualquier espejo pero para verme tengo que encarnar otro ojo que me vea.

Nunca voy a conocerme del todo porque lo que soy se revela en cada vida, a cada instante.

Para saberme, dejo que la vida me viva, siendo todo sin ser nada. Desde allí, la luz me hace bailando, creando magia y vacíos visibles.

Me pierdo y me encuentro exactamente en el mismo punto, y en ese suspiro siento que pertenezco a quién me hace salvaje, puro e infinitamente libre porque encarno su deseo.

No sé si sé quién soy pero si sé que cada ser que me cruzo me trae información propia con la que puedo ir descubriéndome. Igualmente soy un espejo de todo lo que me rodea y todo lo que ves en mi eres tu.

© 2020 El viaje de la conciencia