Cada uno de nosotros es un fractal del Universo, un ojo de la totalidad con una perspectiva única y concreta. Cada uno de nosotros sostiene un campo energético que condiciona la creación de nuestro personaje, su estructura psicológica y el desarrollo de la vida.

La conciencia se va a identificar con la parte más fácil y cómoda de ese campo energético, dejando el resto en una sombra que el destino se encargará de traer. La totalidad de cada campo energético va a manifestarse independientemente de la parte que tenga conquistada y encarne la conciencia.

Viviremos creando y coleccionando personajes, que después deberán ser destruidos para la emergencia del siguiente, y para la final reintegración en una totalidad de la que nunca estuvimos separados. El Ser siempre será mucho más que el personaje.

Cada vida supondrá una experiencia y una perspectiva única que le harán ganar resolución a la Consciencia en su juego de autoconocimiento. Así la vida vive a través de nosotros.

La carta natal es la foto del cielo en el momento de un nacimiento y revela la impresión energética del ser que nace. Genera un mapa del territorio que tendrá que transitarse en el viaje de la conciencia. Muestra el campo energético que va a tener que aprender a sostener cada uno y el plan vibratorio de la vida que le da sentido a esa existencia.

Conocer tu tema natal te permite balconear tu vida con perspectiva y sentido para reconocerte y responsabilizarte en todo lo que eres y vives, potenciando el rendimiento de tu ser: un ser único, poderoso, mágico y divino.

WHEEL2

© 2021 El viaje de la conciencia